Empresas enseñan a los empleados a usar las redes sociales

Las capacitaciones para potenciar la identidad digital de los trabajadores están a la orden del día. Las ventajas de tener un jefe “tuitstar”
Reciba alertas sobre Campus

Mientras en algún momento proliferaron las tecnologías que permitían a los empleadores controlar los sitios a los que accedían los empleados en Internet o para bloquear, por ejemplo, las redes sociales, hoy la tendencia parece responder a la vieja frase “si no puedes contra ellos, úneteles”.

Impedir que las personas publicaran actualizaciones en sus perfiles durante horas laborales resultó tan inútil como evitar que chequearan sus emails personales.

Así lo reveló un sondeo realizado por Grupo RHUO y la Universidad Abierta Interamericana (UAI), que mostró que más del 60% los argentinos utiliza alguna red social en su trabajo. De ellos, un 36% lo hace de manera habitual mientras que un 29% sólo en casos excepcionales.

Y entre quienes dijeron no chequear ni Facebook ni Twitter mientras se encuentran trabajando, sólo un 15% declaró que es porque su empleador no se lo permite.

“Aún en muchas empresas, sobre todo las multinacionales -como bancos o firmas de IT- las redes sociales y otros sitios se encuentran bloqueados como medida de seguridad”, comentó Agustina García Estrada, directora de la agencia E-Roy. Pero la experta en nuevas tecnologías y comunicación reconoce que esa no es la única causa de estas limitaciones, sino que persiste un concepto “pragmático y antiguo” sobre el trabajo: se cree que de esa forma aumentará la productividad.

“El término ‘calentar la silla’, no se inventó con las redes sociales, por ende un empleado que necesite distraerse, encontrará fácilmente otro divertimento que haga más ameno el paso de su día”, insistió García Estrada. “Los tiempos que se nos presentan necesitan cada vez más de gente con mayor autonomía, flexibilidad y libertad para encontrar el adecuado balance entre trabajo y vida personal. Normalmente, los empleados que trabajan de esta forma, son más eficientes, efectivos y responsables”, sentenció.

Es importante destacar que el 67% de los argentinos consultados en el mencionado estudio coincidió en que el uso de las redes sociales durante horas de trabajo no afecta la productividad.

Por otra parte, los grandes empresarios tarde o temprano vieron la oportunidad de construir su propia reputación en Internet. ¿Puede entonces un jefe que es “tuitstar” o referente en su temática en canales digitales reprender que sus empleados los utilicen?

En este marco, las capacitaciones corporativas que entrenan en el uso adecuado de estos medios están a la orden del día. “La mayoría de los cargos gerenciales están ocupados por personas que no son nativos digitales, y aún así la mayoría de sus decisiones están transversalmente afectadas por la tecnología. Es por ello que muchas empresas los forman para acortar la brecha generacional e incorporar al pensamiento estratégico el uso de nuevos modos de comunicación”, contó la fundadora de E-Roy.

Por otro lado, no son pocas las compañías que entrenan en esta temática a sus empleados ya que éstos pueden ser los voceros más directos de la firma en los medios sociales, con todo lo bueno y lo malo que ello puede traer aparejado. En este sentido, las empresas buscan identificar a quienes “tienen puesta la camiseta” para convertirlos en aliados al difundir noticias o paliar una crisis.

“Las empresas que son conscientes del nivel de exposición en el que se encuentran y la centralidad de tener a sus equipos de comunicación entrenados para responder de forma efectiva e inmediata, son empresas que capacitan a sus empleados”, afirmó la titular de E-Roy.

Valor agregado
¿Qué tienen para ganar las empresas que implementan este tipo de iniciativas? “Para nosotros la identidad digital de los empleados es muy importante porque habla también del tipo de profesional que trabaja en la consultora”, contestaron a este medio desde la filial argentina de Llorente & Cuenca.

Recientemente esta firma de base española llevó adelante una capacitación titulada “Tweet week” en sus filiales de Argentina, Brasil, Colombia, China, Chile, Ecuador, España, México, Panamá, Perú, Portugal y República Dominicana.

Además de potenciar las respectivas identidades digitales, otro objetivo de esta actividad fue “que todos los empleados entendieran cómo se podía usar Twitter y no solo como medio social. Que tiene un valor en el día a día, independientemente de la actividad en la que cada uno se desarrolle, porque aporta información relevante y un ‘imput’ muy importante“, dijo al respecto María Eugenia Durán, directora de Comunicación Online de la consultora en la Argentina.

Durante una semana se invitó a líderes del entorno digital a hablar sobre las tendencias, nuevos medios, casos de éxito y límites a la libre expresión. En Argentina los referentes fueron Paula Bertol, Directora de la Escuela de Formación de Dirigentes del PRO; Leandro Zanoni, periodista especializado en tecnología y temas urbanos; los integrantes de “Chequeado”, el abogado Sergio Mohamed de “Derecho en Zapatillas” y la ONG “Techo”.

Además, el área de Comunicación Online de la consultora ofreció una inducción previa sobre el uso de Twitter. Se planteó un desafío: publicar al menos 2.848 “tuits” con el hashtag #twitterllyc entre el 15 y el 19 de junio. Se propuso esa cantidad porque son los kilómetros que separan uno y otro lado del Atlántico en su parte más estrecha. De esta manera, se buscó jugar con la idea de acortar las distancias entre los empleados de los distintos países.

Como resultado final, se lograron 4.700 “tuits” en 5 días, casi el doble de la meta fijada. Pero las consecuencias de esta actividad trascendieron los números y tuvieron un efecto actitudinal. Según describió Durán, poco tiempo después se invitó a todos los empleados a participar de una capacitación internacional sobre comunicación digital destinada originalmente sólo a esa área específica de la consultora. Sin embargo, en charlas sobre producto o manejo de crisis se sumaron vía “hangout” muchos empleados de todas las oficinas de Llorente & Cuenca.

También en IAE Business School decidieron que era hora de repuntar el posicionamiento de sus profesores en los nuevos medios, y así potenciar también la propia marca de la escuela de negocios.

“Nuestro ‘faculty’, en su mayoría con PhD en las escuelas más importantes del mundo, investigan, dan charlas, programas, escriben libros, notas técnicas, casos, entre otras producciones sobre sus temáticas de expertise. Comunicaban muy bien en el ámbito académico, en el aula o bien por los medios de comunicación masiva tradicionales”, comentó Marina Giménez, gerente de Comunicación de la entidad.

Para trasladar ese valor a las redes, se organizaron dos talleres: “Top of Mind en RRSS” y “Tu marca personal y la del IAE van de la mano” (en foto). En estos espacios se exhibieron videos motivadores, se compartieron juegos y desafíos que desde el mundo “offline” ejemplificaban los usos que se le podían dar a los nuevos canales virtuales, y se convocó a un invitado especial como “caso de estudio” de las buenas prácticas en estas plataformas.

Los resultados de esta actividad fueron rotundos: “Aumentó en un 70% la presencia de nuestro ‘faculty’ en ‘social media’, además de que se acrecentó en un 83% las publicaciones en las cuentas de Twitter personales con sus temas de expertise con el ‘hastag’ más el vínculo a @IAE_Austral”, aclaró la gerenta de Comunicaciones, quien ya prepara otra capacitación sobre otras redes para el próximo noviembre.

Los jefes y el espacio privado
Una empresa que restringe el uso de las redes sociales pierde puntos a la hora de reclutar y mantener a los nuevos talentos. Por el contrario, un titular con una fuerte presencia y una buena reputación en Internet, un referente en su especialidad, puede ser un aspecto a favor y un atractivo.

No por nada, de acuerdo al estudio de Grupo RHUO y la UAI, el 54,6% de quienes ocupan posiciones directivas en Argentina se conecta a las redes en horario laboral.

“Si un jefe, además es un influenciador social, no solo se lo admira por su labor, sino que además genera inspiración y reconocimiento. Es una herramienta de credibilidad, confianza y admiración importante para los empleados”, apuntó García Estrada.

Durán, por caso, reconoce que sigue con atención las publicaciones de los directores de Llorente & Cuenca, tanto a nivel local como internacional, porque le aportan “información de valor”. Insiste además en que desde todas las oficinas de la consultora se trata de ejercer un “efecto multiplicador” en Internet de las novedades de cada oficina. “Somos los mayores impulsores de lo que hacemos, nosotros mismos le damos visibilidad y ayudamos a que esos contenidos tengan mayor alcance”, sentenció.

¿Pero qué pasa a la hora de ser “amigo” del jefe o del director de Recursos Humanos de la empresa? A muchos empleados puede resultarles invasivo que sus directivos intenten sumarse también en sus espacios digitales personales.

“El error es involucrarse con los empleados en espacios donde el objetivo está desvirtuado. En Facebook vas a hacer sociales, en LinkedIn a gestionar relaciones laborales. Cada plataforma social tiene un ‘código particular’. Entender eso es clave para un efectivo relacionamiento entre empresa-empleado. ¿O no dirías de alguien que va de ojotas a un cocktail elegante que está fuera de lugar?”, dijo al respecto la titular de E-Roy.

En este sentido, las fuentes consultadas remarcaron que la capacitación sobre redes sociales fue aceptada de buen gusto por los empleados, aunque se trató con sumo cuidado de no “invadir” con reglas corporativas lo que en el fondo son ámbitos personales.

“Respecto al espacio de cada uno, durante los talleres se reflexionóa sobre este debate, tan rico y sano, y hemos trabajado en un manual de uso de redes sociales con interesantes sugerencias y acuerdos que han salido de los talleres“, comentaron a Campus-iProfesional desde IAE.

Asimismo, esta escuela de negocios decidió sumar al debate en torno a las redes a los propios profesores, habilitando una casilla de email institucional específica para enviar ideas y compartir novedades sobre la temática.

También en hora de clase
De a poco las redes sociales se fueron metiendo no solo en el ámbito laboral sino también en el universo educativo.

Si en un momento los celulares y su constante “llamado” con alertas de publicaciones y mensajes parecían más un impedimento para dar clase que una ventaja -hasta hubo profesores que otorgaban puntos extra a los alumnos que dejaban en la entrada al aula sus teléfonos- poco a poco las redes se insertaron en la dinámica de cátedra, sobre todo en las entidades de educación superior.

Los docentes arman grupos en Facebook o en WhatsApp para conectar a los estudiantes de cada curso, o publican “hastags” en Twitter con los cuales los alumnos pueden seguir sus reflexiones, y hasta transmitir en directo una clase.

Muchos de los profesores de IAE Business School se subieron tempranamente a esta nueva tendencia, mucho antes de que la escuela de negocios lo considerara un tema prioritario en su esquema de capacitación del “faculty”.

Sin embargo, a través de los talleres organizados desde el área de Comunicaciones y otros realizados por el Departamento de Tecnología de Alumnos del IAE, más docentes de esa casa de estudios están usando las redes para discusiones de casos, votaciones, temas que amplían lo dictado en la clase presencial. “Es contenido que se trabaja en las redes y que genera ida y vuelta en la comunidad de aprendizaje. Los profesores lo están usando con mucha frecuencia en las aulas”, dijo Giménez.

Asimismo, para generar la participación y la sana competencia, el equipo de Comunicación, liderado por Liliana Rico, Responsable del Área Digital, y Macarena Ataide, de Comunicación Interna entregaron a fin de año los Premios COMM 2014. Una de las categorías fue Social Media, medida por la cantidad de veces que le profesor vinculó su tema a la cuenta institucional del IAE en Twitter. Los ganadores fueron Patricio Guitart, Profesor en el área de Sistemas de Dirección y Control, y Hernán Etiennot, profesor y Co-Director del centro Sport Management.

Fuente: http://bit.ly/1Lxj4OK

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *